Archivo para 28/06/10

28
Jun
10

Cuando la culpa viene de la víctima

24/06/2010
Cuando la manifestación de un hecho político, se transforma en un rechazo racial
por: Eli Cohen (Desde Madrid)
A continuación, el autor del siguiente artículo, demuestra porque el rechazo de algunos sectores de la sociedad española, ante los trágicos hechos ocurridos contra la tripulación del barco de bandera turca “Mármara”, cerca de las costas de Gaza, se transformaron en hechos antisemitas. La violencia física sufrida por tres empresarios israelíes, que viajaron a Madrid para participar de un encuentro de “Energías Renovables”, o el impedimento de la delegación israelí, de participar en el “Día del orgullo gay”, en esa misma ciudad española, dan cuenta de ello.
Muchos en España se echan las manos a la cabeza cuando, al criticar a Israel, se les acusa de antisemitas. El espíritu que encierra esta acusación ha circulado de forma incesante por decenas de artículos, comentarios, tertulias, críticas…y en todo lo relacionado con los tristes sucesos ocurridos con la “flotilla humanitaria”. Nada más cerca de la realidad, lo que se ha vivido en este país las dos primeras semanas de junio tiene un nombre muy claro: Antisemitismo. Que no cueste decirlo.
Ciertamente, el efecto principal -y también uno de los objetivos principales de los organizadores- de la flotilla ha sido una tergiversación ensordecedora sobre Israel en todo el mundo buscando su deslegitimación constante. Así, concretamente en España, se han cruzado las líneas de la crítica u oposición a las políticas israelíes y se ha incurrido en un antisemitismo recalcitrante. No es una opinión personal, son los hechos: Tres empresarios israelíes que acudían a un encuentro sobre energías renovables -no representaban a Israel como Estado ni a ninguna de sus instituciones, sino que sólo pertenecían al ámbito privado- fueron agredidos en la Universidad Autónoma de Madrid por una turba de doscientos jóvenes encolerizados que, de no ser por la policía, habrían conseguido lincharlos.. Ocurrió el pasado 7 de junio, apenas 6 días después del asalto a la flotilla. Al día siguiente, 8 de junio, los organizadores del Día del Orgullo Gay en Madrid vetaban a la representación de gays israelíes que estaban invitados a dicho evento argumentando que el Ayuntamiento de Tel Aviv no condenó la actuación del ejército israelí.
Cuesta encajar semejantes actuaciones. La primera, porque inmediatamente recuerda los peores sucesos del pasado Siglo XX, cuando echaban a los judíos de las universidades a hostia limpia. Esta vez, cambiaron la palabra “judío”, por “Israel”: esquema básico del antisemitismo de nuestros días, en el cual, es reprobable declarar un odio abierto a los judíos pero, en cambio, es hasta políticamente rentable declarar ese mismo odio hacia Israel. La segunda, porque Israel es el único país de Oriente Medio en donde un homosexual puede vivir sin que le lleven a la horca o algo similar.
Pero sucedió. Lo más escalofriante, sin lugar a dudas, no sólo fue la falta de acción por parte de las autoridades universitarias, o por parte del Rector de la institución, en última instancia. Lo que de verdad aterró, lo que nos heló la sangre a unos cuantos, fue la pasividad de los estudiantes ajenos a la manada de violentos, que en lugar de intervenir o evitar la agresión se dedicaban a mirar o a hacer fotografías con sus teléfonos móviles. La indiferencia es el mayor crimen de Europa, como dijo Hermann Bloch, en plena locura nazi. Las conclusiones son obvias. Resulta incontestable calificar esta agresión de antisemita en su grado más alto, puesto que obedece a varios aspectos intrínsecos en las actuaciones de dicha índole. El primero y más característico es la responsabilidad colectiva. Al igual que en los peores ejemplos de los ataques contra judíos -los “porgromos”- el pasado 7 de junio en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), por los actos del gobierno israelí, se hizo responsables a dos ciudadanos -y empresarios- israelíes que acudían a un encuentro de energías renovables junto a expertos españoles en la materia.
¿Si viniera Steve Jobs, que es ciudadano norteamericano, a España, ¿se le intentaría agredir y boicotear por las víctimas civiles que dejan las operaciones de su ejército en las guerras de Afganistán e Irak? ¿Atacarían el comercio de un ciudadano chino por la falta de libertad en China?
Como en el proromo del año 1938, conocido como “Kristallnacht”, o como en 1480 con los sucesos del niño de La Guardia que marcó un proceso irreversible hacia la expulsión de los judíos de España, y como en tantas otras veces en la historia, se ha buscado una excusa para la explosión de odio y agresiones. Con un idéntico proceso. Porque idénticas metas y objetivos tienen sus hacedores. Esta vez ha sido el asalto a la llamada Flotilla de la Libertad. Hace un año fue la Operación Plomo Fundido en Gaza, hace cuatro años la guerra contra el grupo terrorista Hezbollah, en Líbano. Y así seguiremos hasta que los prejuicios ciegos dejen de dominar la conciencia colectiva tanto de los países árabes como de los países democráticos. No habrá paz mientras el odio se enseñe en las escuelas y se difunda en los medios de comunicación.
Cuando la culpa viene de la víctima
El epílogo de estos días tan oscuros, lo ha escrito el Alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón en el diario “El País”, el primer diario nacional. En dicho artículo, titulado: “Israel, de perfil y de frente”; Gallardón comienza mostrando sus credenciales de amigo de Israel y del pueblo judío para luego acusar a los israelíes de haber caído en posiciones radicales, calificar el asalto a la flotilla de ilegal y sanguinario, amén del bloqueo a Gaza y exigir a Israel que reconozca la “Nakbá” (“Tragedia”, según la mítica árabe-palastina, al referirse a la Independencia de Israel en 1948) y otros tantos tópicos que bien podrían haber sido manifestados por cualquier líder de extrema izquierda, para colmar su tira de improperios con esta sentencia sobre lo ocurrido en la ciudad de la cual es regidor: La brutal agresión a tres empresarios israelíes en la Universidad Autónoma de Madrid o la intolerable exclusión de la delegación israelí en la marcha del Orgullo Gay tal vez no obedezcan a un antisemitismo histórico. Pero bien podría degenerar en él. No puede descartarse que un empeoramiento de la situación en Oriente Próximo reavive los peores demonios del pasado europeo, reavivando un problema que constituye la mayor vergüenza histórica de este continente. Gallardón suscribe así otro de los clichés del antisemitismo clásico: Los propios judíos son culpables del odio que reciben.
El conflicto entre israelíes y palestinos -y todo lo que esto suscita en España- nos muestra algo desasosegante en el panorama nacional, una hostilidad que moviliza lo que ninguna otra causa contemporánea hace. Veamos un claro ejemplo: Al Qaeda tiene secuestrados en Mauritania a tres cooperantes españoles desde hace seis meses y aun ni un solo ciudadano ha salido a la calle para protestar. Las muertes de civiles siempre deben ser condenables, pero lo que aquí está en juego, es la falta de criterio -o la subjetividad del mismo- para que los mismos sectores que inmediatamente salen a las calles a quemar banderas israelíes y/o criticar y hasta agredir físicamente a ciudadanos israelíes, por el sólo hecho de serlo, sen los mismos que callan o miran para otro lado, cuando otra formas de racismo -como el desprecio a los ciudadanos norafricanos que en delicadas “pateras” acuden a estas tierras o ejecuciones medievales, como las cometidas en el mundo musulmán contra mujeres y hombres, por el sólo hecho de pensar distintos o intentar asumir su vida en libertad, dan cuenta de que -en definitiva- el odio a lo “judío”, prevalece por sobre la razón.
(fuente: revistahorizonte.org)
Anuncios
28
Jun
10

marcha por Gilad Shalit

Miles de personas participan de la marcha por Gilad Shalit
28/6/2010
Miles de personas participaron el lunes en una caminata de protesta, pidiendo la liberación del soldado israelí secuestrado, Gilad Shalit, finalizando el segundo día de una manifestación que durará 12.Zvi Shalit, abuelo del soldado, pidió al gobierno que anuncie su compromiso con la liberación de su nieto para que “podamos acortar esta larga y cansadora marcha”.“No entiendo por qué Netanyahu está esperando hasta que lleguemos a Jerusalem. Le pido que anuncie sus intenciones de inmediato”, dijo Zvi Shalit.El domingo, la familia de Gilad Shalit lanzó una protesta en todo el país, asegurando que no regresará a su hogar en el norte de Jerusalem hasta que Gilad sea liberado, tras cuatro años de cautiverio.Noam Shalit, padre del soldado, dijo que él y su familia están conmovidos por la gran convocatoria de la marcha. “Esperamos que cientos de personas vengan, y eso nos da mas fuerza y empeño”.
(fuente: itongadol.com.ar)
28
Jun
10

luego del mundial de fútbol

28/6/2010
El mundial detiene momentaneamente la amenaza de las flotillas
El líder de Hamas, aseguró que luego del mundial de fútbol, llegaran nuevas flotillas a Gaza
El funcionario de Hamas, Mahmoud A-Zahar, le transmitió al diario The Independet, que durante el mes de Agosto, que coincide con el mes de Ramadan, el mes musulmán de ayuno, se espera que arriben al menos 8 nuevos barcos desde el Golfo.
Zahar señaló la posibilidad de que Egipto también busque detener las flotillas con destino a Gaza, a lo que tranquilamente respondió “Egipto no seria capaz de detener una campaña así “
También respondió a la información referida a que Irán podría estar patrocinando un barco con supuesta ayuda humanitaria y preguntó: “¿Cuál es el problema de que Irán coopere para entregar alimentos y medicamentos? ¿Cuáles serian las causas para no cooperar con los barcos? “
El líder de Hamas reiteró sus críticas tras la calificar a Israel de no cumplir con el acuerdo del intercambio de prisioneros por la liberación del soldado secuestrado Guilad Shalit “Hasta este momento, Israel parece no querer llegar a un acuerdo”, dijo Zahar.
Fuente: Haaretz

(fuente: radiojai.com.ar)

28
Jun
10

El progre ultra

El atrasismo
Por Horacio Vázquez-Rial (Libertad Digital) en Guysen International News
Viernes 25 junio 2010
Existe el reaccionarismo como forma extrema de conservadurismo frente a cualquier clase de cambio. Existe el conservadurismo, moderada y gradualmente reformista. Y existe el atrasismo, la pretensión de la que la humanidad retroceda: por extraño que parezca, resulta ser de izquierda. En esto ha devenido el progresismo.
Partiendo de la idea de izquierda reaccionaria, que desarrollé en una obra de ese título publicada en 2003 y que muy pronto estará disponible en internet, cabría definir el atrasismo como utraizquierda reaccionaria o izquierda utrarreaccionaria. El progre, que es la encarnación de esa forma de ignorancia extrema –y que se ha visto perfectamente representado estos días por uno de los personajes salidos del Mavi Marmara, que apareció en la tele con su kefiá, su ropa de seudocamuflaje y su barba de unos días, jurando que él y su ONG iban a demandar al Estado de Israel por no sé cuántas cosas y mencionando de paso “el Estado español”–, ya no pretende una elaborada revolución que conduzca al hombre desde su degeneración histórica actual al paraíso primario y rousseauniano del buen salvaje inocente, sino que aspira únicamente a que la sociedad contemporánea retrograde.
El ultraizquierdista reaccionario es un fanático, en el sentido que Santayana daba al término: un hombre que, habiendo perdido de vista los fines, se dedica furiosamente a los medios (cito de memoria). Por eso se acerca a las sociedades atrasadas, a las que él ve como paradigma de los resultados del capitalismo, con el amor y el rigor de un redentor. No sólo porque su idealismo ético y su antropología celestial funcionalista le llevan a amar a los pobres sin la menor aspiración a convertirlos en miembros de la despreciable clase media, sino, al menos a menudo –no digo que sean todos los casos–, porque los pobres más o menos conservados son un excelente negocio. Hace poco cité, sin recordar la fuente (sí sé que la leí en un artículo de Carlos Rodríguez Braun), una definición excelente de la cooperación internacional (antiglobalizadora): “Se trata de quitar dinero a los pobres de los países ricos para dárselo a los ricos de los países pobres”. Ahora me he encontrado con un internauta que la completa: “… creando, de paso, algunos ricos nuevos en los países pobres”, sin referirse a un éxito parcial de su gestión, sino a los prósperos cooperantes que llegan con una mano bondadosamente delante y otra bondadosamente detrás a un país atrasado y, el día menos pensado, encuentran un filón; también es cierto que los que no se van como cooperantes a vivir a la selva pero dirigen las ONG que los envían medran sin que les tiemble el pulso.
Desde luego, un tipo que tiene tiempo de ponerse el disfraz y aprender un lenguaje que incluye expresiones como “Estado español” para irse de excursión a Gaza, donde Hamás se encarga como un buen curador de museo de mantener el atraso, no posee más fuente de ingresos conocida que la que le proporcione su ONG. Es lo que Lenin y Malraux llamaban un “revolucionario profesional”. Glosa de Malraux en La condición humana, o de Carpentier en El siglo de las Luces (novelas enormes ambas y, en muchos sentidos, intercambiables), y que también cito de memoria: “Aquel que ha trabajado en hacer revoluciones ya no puede dedicarse a otra cosa”.
Curiosamente, ninguna de las muchas revoluciones actualmente en marcha mira hacia el porvenir. Las utopías contemporáneas no se sitúan en el final de la historia, sino en algún punto del pasado bastante remoto: los tiempos del Profeta o los precolombinos, por poner sólo dos ejemplos –sin duda, el comienzo de esta querencia por el pasado se puede situar en la Revolución Cultural maoísta o en la Camboya de Pol Pot–. Estos mozos, los progres, no quieren falsas democracias de modelo occidental, sino sharia o leyes quechuas o aymaras: Evo Morales les da la razón y restaura la legalidad originaria –vaya uno a saber qué es eso, si el mismo presidente lleva un apellido español–. Ya en 1992, un delegado indígena boliviano de los muchos que vinieron a España subvencionados por organizaciones antisistema –que, para el caso, eran anticentenario– lo expresó con claridad: “Nuestro futuro es nuestro pasado”. Y los simpatizantes de esas posiciones son, como escribe Carlos Alberto Montaner, “gentes que, paradójicamente, admiran el modelo de desarrollo de los pueblos que menos progresan”.
Para colmo, los economicistas puros se dedican a elogiar el desarrollo de la India, que no es tal, sino crecimiento; un crecimiento que sólo es posible por las condiciones del trabajo, que no corresponden a una sociedad desarrollada. Todavía el dinero que algunos indios manejan no alcanza para liquidar en la realidad el sistema de castas ni las discriminaciones sexuales y religiosas: musulmanes e hindúes se matan entre sí todos los días, salvo aquellos en que se distraen del ejercicio para salir a matar cristianos. Ni qué decir de la economía de plantación industrial de China, con trabajo semiesclavo. Y de la perpetua alabanza del gobierno de Lula, que no ha resuelto en modo alguno el problema de la distribución de la riqueza en un país que puede servir a los inversores por muchas razones, pero que sigue siendo enormemente peligroso: el anterior presidente, Henrique Cardoso, había dejado un legado importante, el de la reducción del analfabetismo en un 34%, del que no se han vuelto a tener noticias. Lula está tan cerca del universo islámico como Chávez.
Al progre ultra le encantan estas cosas: que los países atrasados crezcan más que los desarrollados demuestra que Occidente está podrido. Lo estuvo siempre, según ellos, porque hicieron su riqueza explotando a los no occidentales. Y el país pobre lo es siempre por culpa del extranjero codicioso, jamás por circunstancias, personas, clases o leyes propias dedicadas a perpetuar el atraso. Tampoco se hacen preguntas acerca de cosas tan obvias como la evolución de Australia, el progreso científico de Israel o la condición exportadora de un Japón al que el territorio se lo ha negado todo. Por eso arrojaron pintura o piedras sobre el coche policial en el que hubo que evacuar de la Universidad Autónoma de Madrid al judío israelí Eytan Levy y después se fueron a beber un vaso de agua –el pogromo cansa– potabilizada por obra y gracia de la tecnología desarrollada por el hebreo al que acababan de agredir.
El progre ultra, el atrasista, no quiere saber nada de esas cosas. En realidad, no quiere saber. Es demasiado esfuerzo. Creen tener un pensamiento pero sólo poseen unas cuantas ideas-basura y un way of life violentamente pacifista. Ya no se acercan a los tanques con unos claveles para meterlos en los cañones, entre otras cosas porque prefieren olvidar aquel Portugal revolucionario que, felizmente, fracasó.
revista.libertaddigital.com/el-atrasismo-1276237899.html – España
(fuente: guysen.com)
28
Jun
10

nunca más

Todos dijimos ‘nunca más’, pero está sucediendo de nuevo
Por Ed Koch (Worldtribune.com) en Guysen International News
Domingo 27 junio 2010
Ocasionalmente, los lectores dicen que escribo mucho acerca de la hostilidad dirigida hacia Israel, particularmente por las Naciones Unidas. Mi respuesta es ésta: ¿no debería defender a Israel cuando creo que está siendo atacado injustamente, día tras día, en las Naciones Unidas y en todo el mundo? ¿No debería defender a Israel cuando, innegablemente, es maltratada por el Presidente de Estados Unidos, que me enroló en su campaña, en 2008, para hacer campaña por él en las comunidades judías de Florida? ¿No debería defender a Israel cuando creo que gran parte de las invectivas contra Israel son, en realidad, una manifestación de antisemitismo, que está aumentando en todo el mundo?
Me han decepcionado las acciones del presidente Obama contra Israel, y también he estado consternado por la prolongada aquiescencia de los miembros del Congreso a las acciones de Obama, particularmente entre los judíos del Congreso, tanto en la Cámara como en el Senado. Cuando, finalmente, los miembros, tanto de la Cámara como del Senado, dijeron lo que pensaban y expresaron sus diferencias con el Presidente, aunque a través de cartas dirigidas a la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, el Presidente recibió el mensaje. En total, 333 miembros de la Cámara y 76 Senadores firmaron cartas de protesta. Me sorprendieron los nombres de aquellos que no firmaron. Clave entre esas firmas faltantes, fue la de John Kerry, ex candidato presidencial del Partido Demócrata, que fue postulado contra George W. Bush en 2004, y que perdió por tres millones de votos.
Me sentí orgulloso de apoyar a George W. Bush en esa elección diciendo, en el momento de mi apoyo, que no estaba de acuerdo con él en un único tema nacional. Pero yo creía que el problema de hacer frente al terrorismo islámico superaba a todos los demás temas y sobre ese tema, dije, Bush era, por mucho, más enérgico que el candidato demócrata. Tuve razón y no me arrepiento de haber apoyado a George W. Bush. A pedido de Bush, hice campaña por él en Florida, tratando de persuadir a la comunidad judía de edad avanzada para que votara por él. No tuve mucho éxito con muchos de los votantes judíos que creían que FDR [NT. Roosevelt] estaba todavía postulándose, aunque sólo fuera en espíritu.
Fui a Florida en 2008 a favor del candidato presidencial senador Barack Obama, para hablar con esas mismas comunidades judías, instándolos a que votaran por él. Como le dije más tarde al Senador, en la cena de Alfred E. Smith en el hotel Waldorf Astoria, no era necesario que yo hiciera campaña. Le dije que antes de hablar en tres reuniones de votantes judíos, les pregunté cuántos apoyaban a John McCain y, en cada grupo de alrededor de 250 individuos, unos seis levantaron la mano. Pregunté cuántos no habían tomado una decisión. Una vez más, alrededor de seis. Entonces pregunté cuántos estaban por el senador Barack Obama. Y, Dios me ayude, en cada ocasión, todos los demás levantaron la mano a su favor.
El senador Obama recibió el 78 por ciento de los votos de la comunidad judía en todo el país. El único grupo que le dio un porcentaje más alto fue la comunidad afro-americana. Muchos líderes judíos, yo incluido, han concluido que el presidente Obama ha renegado de su apoyo a la seguridad de Israel, una de las principales prioridades para la mayoría de los judíos estadounidenses y para muchos cristianos, y está cambiando la política exterior de Estados Unidos a favor de los musulmanes y, en particular, de la causa palestina. No debería ser ninguna sorpresa que, en respuesta a una encuesta realizada por la Universidad de Quinnipiac preguntando: “¿Aprueba o desaprueba la forma como Barack Obama está manejando la situación entre Israel y los palestinos?”, el 67 por ciento de los judíos la desaprobaron y el 28 por ciento la aprobó. Esa misma encuesta mostró que el apoyo de los demócratas a Israel fue del 46 por ciento y, entre los republicanos, del 70 por ciento. ¿Esto me sacude, a mí y a muchos otros? Por supuesto.
A continuación del envío de las cartas de la Cámara y del Senado a la Secretaria de Estado Hillary Clinton, el Presidente pareció estar dando marcha atrás y, en una carta a una importante organización judía, le aseguró a la comunidad judía que estaba comprometido con la seguridad de Israel. Los líderes judíos, buscando poner fin a la brecha y poner fin a sus críticas hacia él en relación a este asunto, decidieron tomarle la palabra al Presidente Obama.
Sin embargo, esta semana pasada, el Weekly Standard declaró que se había enterado de que altos funcionarios de la administración Obama les habían estado diciendo a gobiernos extranjeros que la administración tenía la intención de apoyar, la semana siguiente, un esfuerzo en las Naciones Unidas de establecer una comisión independiente, bajo los auspicios de las Naciones Unidas, para investigar la conducta de Israel en el incidente de la flotilla de Gaza”.
Israel acaba de anunciar la formación de una comisión para investigar el incidente del bloqueo, que incluirá a dos no israelíes. Uno, Lord Trimble de Irlanda del Norte, el otro, el Brigadier General canadiense, retirado, Ken Watkin. Si el informe del Weekly Standard es cierto, esto seguramente volverá a despertar temores acerca de Obama en la cuestión del apoyo de EE.UU. a Israel.
Un escritor de correo electrónico me pidió que leyera los comentarios, publicados el 8 de febrero de 2010, de Pilar Rahola, una política, periodista y activista española. España es hoy una de las naciones más hostiles a Israel, probablemente debido a su gran población musulmana y a los contratos económicos con el mundo musulmán. La Sra. Rahola resume sus sentimientos con la siguiente declaración, dirigida a aquellos que asedian constantemente a Israel.
“¿Por qué, de todos los conflictos del mundo, sólo éste les interesa? ¿Por qué un diminuto país que lucha por sobrevivir es criminalizado? ¿Por qué la información manipulada triunfa con tanta facilidad? ¿Por qué todo el pueblo de Israel, es reducido a una simple masa de imperialistas asesinos? ¿Por qué no hay culpabilidad palestina? ¿Por qué Arafat es un héroe y Sharon un monstruo? Por último, ¿por qué, siendo el único país del mundo que está amenazado de destrucción, es el único al que nadie considera una víctima?”
A continuación, Rahola se ocupó de la “izquierda” y su hostilidad hacia Israel, declarando: “También hoy, como ayer, esa izquierda pregona ideologías totalitarias, se enamora de dictadores y, en su ofensiva contra Israel, ignora la destrucción de derechos fundamentales. Odia a los rabinos, pero se enamora de los imanes; grita contra Tzahal [Fuerzas de Defensa de Israel], pero aplaude a los terroristas de Hamas; llora por las víctimas palestinas, pero desdeña a las víctimas judías y, cuando se emociona por los niños palestinos, lo hace sólo si puede culpar a los israelíes. Nunca denunciará a la cultura del odio, o su preparación para el asesinato. Hace un año, en la conferencia de AIPAC en Washington, hice las siguientes preguntas: ¿Por qué no vemos manifestaciones, en Europa, contra las dictaduras islámicas? ¿Por qué no hay manifestaciones en contra de la esclavitud de millones de mujeres musulmanas? ¿Por qué no se declaran en contra del uso de niños porta-bombas, en los conflictos en los que el Islam está involucrado? ¿Por qué la izquierda esta únicamente obsesionada con la lucha contra dos de las democracias más sólidas del planeta, que han sufrido los más sangrientos ataques terroristas, Estados Unidos e Israel?… Porque la izquierda ya no tiene ideas, sólo consignas. Ya no defiende los derechos, sino los prejuicios. Y el mayor perjuicio de todos, es el que tiene contra Israel. Yo acuso, pues, de una manera formal: la responsabilidad principal por el nuevo odio antisemita, disfrazado de antisionismo, proviene de aquellos que deberían defender la libertad, la solidaridad y el progreso. Lejos de ello, defienden a déspotas, olvidan a sus víctimas y permanecen en silencio ante las ideologías medievales que tienen como objetivo la destrucción de las sociedades libres. La traición de la izquierda es una auténtica traición contra la modernidad”.
¿Recuerda las palabras que salieron después de la época de los nazis y su odio y asesinato de judíos? Esas palabras, “Nunca Más”, fueron pronunciadas en todos los países después de la Segunda Guerra Mundial. Seamos totalmente honestos. Hoy esas palabras, en casi todo el mundo, son huecas y carecen de sentido.
Aquellos que se enorgullecen de tener equidad y conciencia, cristianos y judíos, deben levantarse y hacerse escuchar. Sus protestas deben sonar por todo el mundo. No hay tiempo que perder.
Permítanme terminar con un último comentario de la Sra. Rahola: “No soy judía. Ideológicamente, soy de izquierda y soy periodista de profesión. ¿Por qué no soy anti-Israel como mis colegas? Porque como un no judío, tengo la responsabilidad histórica de luchar contra el odio antijudío y, en la actualidad, contra el odio contra su patria histórica, Israel. Luchar contra el antisemitismo no es el deber de los judíos, es deber de los no judíos. Como periodista, es mi deber buscar la verdad más allá de los prejuicios, mentiras y manipulaciones. No se dice la verdad acerca de Israel. Como una persona de la izquierda que ama el progreso, estoy obligada a defender la libertad, la cultura, la educación cívica para los niños, la convivencia y las leyes que las Tablas del Pacto, convertidas en principios universales. Principios que el fundamentalismo islámico destruye sistemáticamente. Es decir que, como no judía, periodista y de izquierda, tengo un triple deber moral para con Israel, ya que si Israel es destruido, la libertad, la modernidad y la cultura serán destruidas. La lucha de Israel, aún cuando el mundo no quiera aceptarlo, es la lucha del mundo”.
Edward I. Koch, que se desempeñó como alcalde de Nueva York desde 1978 hasta 1989, es socio de la firma de abogados de Bryan Cave.- http://www.worldtribune.com/worldtribune/WTARC/2010/ss_politics0535_06_16.asp – Traducción para porisrael.org : José Blumenfeld – Difusion: http://www.porisrael.org
(fuente: guysen.com)



Anuncios
junio 2010
L M X J V S D
« May   Jul »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Archivos


este blog intenta reflejar de forma objetiva, pluralista y humanista los acontecimientos que nos rodean.
es por eso, que te invito a opinar y comentar (con respeto, claro está), así podremos comprender las distintas miradas de una misma moneda.

Top Clicks

  • Ninguna

Categorías

RSS es porque soy

  • sunnitas y chiítas
    La crisis en Egipto alerta sobre la sepación entre sunnitas y chiítas19.02.2011 La crisis en Egipto puso al descubierto un fenómeno sobre el cual no se puso tanto atención y es la verdadera... [[ This is a content summary only. Visit my website for full links, other content, and more! ]]
  • Sin título
    Fotos inéditas del Graf Spee revelan soplos de Batalla del Río de la PlataUna veintena de fotografías inéditas del acorazado alemán "Graf Spee", que se exhiben desde este viernes, revelan nuevas... [[ This is a content summary only. Visit my website for full links, other content, and more! ]]
  • Inéditas fotos nazis de Navidad
    La pesadilla antes de Navidad23.12.2010 15:42En épocas de fiestas, a modo de testimonio de una Navidad espeluznante, la revista Life dio a conocer una serie de fotos inéditas de una fiesta navideña... [[ This is a content summary only. Visit my website for full links, other content, and more! ]]
  • El mail de Facebook
    El mail de Facebook, a punto de lanzarse Facebook está realizando el anuncio en Estados Unidos Ya está todo preparado. Después de escuchar muchos rumores sobre el mail de Facebook, parece que... [[ This is a content summary only. Visit my website for full links, other content, and more! ]]
  • En Uruguay se plantan dos variedades de tabaco
    Sábado 14.08.2010 Que PasaCaminos del tabacoNo muchos lo saben pero en el norte del país existen productores tabacaleros. Desde hace tres generaciones se han dedicado a un cultivo y a una... [[ This is a content summary only. Visit my website for full links, other content, and more! ]]

RSS amor vacío

  • ¿Por qué no?
    visitá mi "página seria": RES COGITANS (esporquesoy.wordpress.com), tc
  • Condenada a muerte
    Ana Gabriela Rojas, El País.com Entrevista: Asia Bibi - Condenada a muerte en Pakistán "Me llamaron blasfema porque protesté" Ana Gabriela Rojas - Sheikhupura - 20/02/2011 La mujer, de 45... visitá mi "página seria": RES COGITANS (esporquesoy.wordpress.com), tc
  • La Pena de Muerte
    por María Elena WalshFui lapidada por adúltera. Mi esposo, que tenía manceba en casa y fuera de ella, arrojó la primera piedra, autorizado por los doctores de la... visitá mi "página seria": RES COGITANS (esporquesoy.wordpress.com), tc
  • Día Internacional contra la Violencia de Género
    Del género que sea22.11.2010 14:39Este jueves se conmemora el Día Internacional contra la Violencia de Género. El técnico celeste Oscar Tabárez, el director del Ballet del Sodre, Julio Bocca, y la... visitá mi "página seria": RES COGITANS (esporquesoy.wordpress.com), tc
  • Marcha por la Diversidad - Montevideo 2010
    Marcha por la DiversidadLe dieron color25.09.2010 La Marcha de la Diversidad reclamó este viernes por la despenalización del aborto en Uruguay, el matrimonio homosexual, la educación sexual y la... visitá mi "página seria": RES COGITANS (esporquesoy.wordpress.com), tc