Archive for the 'Ana Jerozolimski' Category

17
May
10

Estado Palestino

Año V Nro. 390 – Uruguay, 14 de mayo del 2010
La mejor opción para Israel: Retirada y Estado Palestino
por Ana Jerozolimski – Jerusalem
Como verán, esta vez comencé por el final. Antes de analizar el por qué de las cosas, ya opté por lo que considero la mejor fórmula para Israel de cara al futuro: retirarse de los territorios en disputa con los palestinos- o la mayoría de ellos- y ver creado allí un estado palestino independiente.

Los palestinos deben poder demostrar al mundo y a si mismos si pueden dirigir y manejar un Estado en paz, sin que este suponga una amenaza para Israel. E Israel, debe librarse de la carga que supone controlar el destino de sus vecinos y debe además tener una dirección clara y responsable del lado palestino, que pueda hacerse responsable de todo lo que salga de su territorio, ante la eventualidad de nuevos problemas. Por más que dentro de las ciudades palestinas se puede vivir la vida diaria sin ver un soldado israelí, la situación general es por supuesto distinta de lo que significará vida en soberanía y plena independencia. Para que haya buena vecindad, es clave que ambos vecinos se sientan bien, por decirlo de forma un tanto simplista.

A mi criterio, todo esto tiene que ver tanto con los derechos israelíes como con los palestinos. Claro está que cuenta el derecho palestino a vivir en su propio Estado. Pero a mi criterio, procurar que ello se concrete, equivale a velar también por el derecho israelí a vivir en una sociedad sana en el único estado judío que hay en el mundo.

Permanecer en los territorios hoy en disputa, habitados mayormente por palestinos, donde los palestinos quieren construir su Estado, equivale a largo plazo –algunos dicen que no tan largo-a dejar de ser un estado judío y democrático. Es que si no hay retirada y no hay separación entre las dos partes, hay sólo dos malas opciones: Israel se convierte en un estado binacional en el que habrá que dar derecho a voto a los palestinos y se perderá así eventualmente la mayoría judía, o no se les da derecho a voto sino que se les tiene dentro de las fronteras como ciudadanos de segunda clase, convirtiéndose así Israel en un estado no democrático.

Ni una ni otra cosa es sionismo, sino suicidio.

Esto me lleva-y creo que es relevante mencionarlo justamente ahora, al haberse anunciado el lanzamiento de las negociaciones indirectas entre Israel y la Autoridad Palestina- a analizar lo que veo como la discusión de fondo en Israel en relación a la parte territorial del conflicto.

No olvido que no pocos tienen una visión ideológica de la situación, según la cual toda la tierra de Israel pertenece al pueblo de Israel, alegando que los palestinos pueden vivir en ella sin problema, pero sin derechos políticos. Este sector de la ciudadanía israelí, motivado principalmente por consideraciones religiosas, existe, y no es ínfimo. Pero creo que el grueso de la población, ve la situación con otros ojos y analiza con otra óptica.

De hecho, de fondo, chocan dos enfoques en lo relacionado a los territorios en disputa, especialmente lo que en Israel suele llamarse Cisjordania, o la Ribera Occidental del Jordán, o en términos bíblicos: Judea y Samaria.

Por un lado, están aquellos que consideran que salir de los territorios , equivale a un riesgo para Israel. Dan, con razón, ejemplos de los problemas y amenazas con los que se lidia, cada vez que se pierde control de un determinado territorio. A menudo, tras levantar puestos de control del ejército para aliviar restricciones al movimiento interno, ello fue aprovechado por terroristas para pasar por el lugar y perpetrar atentados. Claro que el ejemplo más extremo lo dio la retirada de la Franja de Gaza en agosto del 2005, tras la cual no sólo no se detuvo el disparo de cohetes Qassam hacia el sur de Israel sino que se intensificó y amplió considerablemente.
Claro está que controlando un territorio desde adentro, es posible o al menos más factible, lograr saber lo que sucede , lo cual puede ser clave cuando hay en la zona organizaciones terroristas que dieron repetidamente pruebas de sus planes , organizando y perpetrando atentados. En Cisjordania, gran parte de la infraestructura terrorista responsable por un sinfín de atentados suicidas en Israel en los primeros años de la segunda intifada, pudo ser desbaratada recién cuando Israel entró directamente a las ciudades palestinas en el operativo “Muro de Defensa” en el 2002, tras uno de los peores ataques de la época, la matanza en el hotel “Park” de Netania, en la noche de la Pascua judía.

Por otro lado, están quienes consideran que justamente lo contrario, o sea permanecer en los territorios, equivale a un riesgo para Israel. Generalmente, esta gente es consciente de que la retirada no es una varita mágica .Nadie –o casi nadie-en esta parte de la opinión pública, sostiene que todo estaría solucionado apenas Israel se retire, que desaparecerían los riesgos y los problemas. En absoluto.

Pero frente a las amenazas a la seguridad-con las que Israel puede lidiar manteniéndose fuerte y totalmente alerta en sus fronteras, también las que tenga con el Estado palestino- este sector ve la amenaza a largo plazo para el carácter mismo de Israel como estado judío y democrático. Eso no se soluciona con un operativo exitoso ni con buena información de Inteligencia. Si Israel pierde sus características básicas y fundamentales, su carácter judío y democrático, perderá su alma y por ende, su razón de existir.

Yo, personalmente, me incluyo en el segundo grupo.

Como sabrán quienes leen mis análisis y comentarios, lejos estoy de quienes culpan a Israel por todas las carencias y sufrimientos de los palestinos. Veo mucha culpa en ellos mismos, en el terrorismo que abrazaron durante demasiado tiempo y en las elecciones equivocadas que han hecho a menudo. Y lo digo sin generalizar y sin haber creído nunca que todos quieren tirar a Israel al mar o que ninguno quiere la paz.

Lejos estoy también de creer que la creación del estado palestino independiente, es sinónimo del fin del conflicto. Lamentablemente, estoy casi convencida de que los terroristas- que también ahora, cuando la Autoridad Palestina dio el visto bueno al reinicio de las negociaciones, se opusieron- seguirán haciendo la vida imposible a Israel. Para ellos, el problema no es tal o cual frontera sino la existencia misma de Israel. Pero aunque el estado palestino no sea la solución automática del conflicto-recordemos que éste comenzó cuando nadie hablaba de Estado palestino-, es un paso ineludible. La solución no está garantizada por la creación de un estado palestino, pero sin un estado palestino, es seguro que ni nos acercaremos a ella.

Por ello, vuelvo al comienzo: la retirada , que conduzca a la creación de un estado palestino independiente, es a mi entender la mejor opción para Israel…no sólo por los derechos de sus vecinos, sino por su propia vida, por la necesidad de garantizar su futuro.

Ana Jerozolimski es uruguaya, nacida en Montevideo en 1961. Radicada en Jerusalem desde 1979. Casada, madre de tres hijos. B.A. de Relaciones Internacionales de la Universidad Hebrea de Jerusalem. Cursó además estudios de Islam e Historia del Medio Oriente. Corresponsal de “El Espectador”. Redactora Responsable de “Semanario Hebreo”, que su padre había fundado en 1960. El lo dirigió hasta su muerte y ella lo continúa en su memoria. Escribe y transmite desde Oriente Medio a otros medios internacionales de habla hispana.

(fuente: uruguayinforme.com)
Anuncios
12
May
10

la Ribera Occidental del Jordán

La Mejor opción para Israel: retirada y Estado Palestino
Por Ana Jerozolimski (Jerusalén) para Guysen International News
Domingo 9 mayo 2010

Como verán, esta vez comencé por el final. Antes de analizar el por qué de las cosas, ya opté por lo que considero la mejor fórmula para Israel de cara al futuro: retirarse de los territorios en disputa con los palestinos- o la mayoría de ellos- y ver creado allí un estado palestino independiente. Los palestinos deben poder demostrar al mundo y a si mismos si pueden dirigir y manejar un Estado en paz, sin que este suponga una amenaza para Israel. E Israel, debe librarse de la carga que supone controlar el destino de sus vecinos y debe además tener una dirección clara y responsable del lado palestino, que pueda hacerse responsable de todo lo que salga de su territorio, ante la eventualidad de nuevos problemas.

Por más que dentro de las ciudades palestinas se puede vivir la vida diaria sin ver un soldado israelí, la situación general es por supuesto distinta de lo que significará vida en soberanía y plena independencia. Para que haya buena vecindad, es clave que ambos vecinos se sientan bien, por decirlo de forma un tanto simplista.

A mi criterio, todo ésto tiene que ver tanto con los derechos israelíes como con los palestinos. Claro está que cuenta el derecho palestino a vivir en su propio Estado. Pero a mi criterio, procurar que ello se concrete, equivale a velar también por el derecho israelí a vivir en una sociedad sana en el único estado judío que hay en el mundo.

Permanecer en los territorios hoy en disputa, habitados mayormente por palestinos, donde los palestinos quieren construir su Estado, equivale a largo plazo –algunos dicen que no tan largo-a dejar de ser un estado judío y democrático. Es que si no hay retirada y no hay separación entre las dos partes, hay sólo dos malas opciones: Israel se convierte en un estado binacional en el que habrá que dar derecho a voto a los palestinos y se perderá así eventualmente la mayoría judía, o no se les da derecho a voto sino que se les tiene dentro de las fronteras como ciudadanos de segunda clase, convirtiéndose así Israel en un estado no democrático.

Ni una ni otra cosa es sionismo, sino suicidio.

Esto me lleva – y creo que es relevante mencionarlo justamente ahora, al haberse anunciado el lanzamiento de las negociaciones indirectas entre Israel y la Autoridad Palestina – a analizar lo que veo como la discusión de fondo en Israel en relación a la parte territorial del conflicto.

No olvido que no pocos tienen una visión ideológica de la situación, según la cual toda la tierra de Israel pertenece al pueblo de Israel, alegando que los palestinos pueden vivir en ella sin problema, pero sin derechos políticos. Este sector de la ciudadanía israelí, motivado principalmente por consideraciones religiosas, existe, y no es ínfimo. Pero creo que el grueso de la población, ve la situación con otros ojos y analiza con otra óptica.

De hecho, de fondo, chocan dos enfoques en lo relacionado a los territorios en disputa, especialmente lo que en Israel suele llamarse Cisjordania, o la Ribera Occidental del Jordán, o en términos bíblicos : Judea y Samaria.

Por un lado, están aquellos que consideran que salir de los territorios, equivale a un riesgo para Israel. Dan, con razón, ejemplos de los problemas y amenazas con los que se lidia, cada vez que se pierde control de un determinado territorio. A menudo, tras levantar puestos de control del ejército para aliviar restricciones al movimiento interno, ello fue aprovechado por terroristas para pasar por el lugar y perpetrar atentados. Claro que el ejemplo más extremo lo dio la retirada de la Franja de Gaza en agosto del 2005, tras la cual no sólo no se detuvo el disparo de cohetes Qassam hacia el sur de Israel sino que se intensificó y amplió considerablemente.

Claro está que controlando un territorio desde adentro, es posible o al menos más factible, lograr saber lo que sucede , lo cual puede ser clave cuando hay en la zona organizaciones terroristas que dieron repetidamente pruebas de sus planes , organizando y perpetrando atentados. En Cisjordania, gran parte de la infraestructura terrorista responsable por un sinfín de atentados suicidas en Israel en los primeros años de la segunda intifada, pudo ser desbaratada recién cuando Israel entró directamente a las ciudades palestinas en el operativo “Muro de Defensa” en el 2002, tras uno de los peores ataques de la época, la matanza en el hotel “Park” de Natania, en la noche de la Pascua judía.

Por otro lado, están quienes consideran que justamente lo contrario, o sea permanecer en los territorios, equivale a un riesgo para Israel. Generalmente, esta gente es consciente de que la retirada no es una varita mágica .Nadie –o casi nadie-en esta parte de la opinión pública, sostiene que todo estaría solucionado apenas Israel se retire, que desaparecerían los riesgos y los problemas. En absoluto.

Pero frente a las amenazas a la seguridad-con las que Israel puede lidiar manteniéndose fuerte y totalmente alerta en sus fronteras, también las que tenga con el Estado palestino- este sector ve la amenaza a largo plazo para el carácter mismo de Israel como estado judío y democrático. Eso no se soluciona con un operativo exitoso ni con buena información de Inteligencia. Si Israel pierde sus características básicas y fundamentales, su carácter judío y democrático, perderá su alma y por ende, su razón de existir.

Yo, personalmente, me incluyo en el segundo grupo.

Como sabrán quienes leen mis análisis y comentarios, lejos estoy de quienes culpan a Israel por todas las carencias y sufrimientos de los palestinos. Veo mucha culpa en ellos mismos, en el terrorismo que abrazaron durante demasiado tiempo y en las elecciones equivocadas que han hecho a menudo. Y lo digo sin generalizar y sin haber creído nunca que todos quieren tirar a Israel al mar o que ninguno quiere la paz.

Lejos estoy también de creer que la creación del estado palestino independiente, es sinónimo del fin del conflicto. Lamentablemente, estoy casi convencida de que los terroristas- que también ahora, cuando la Autoridad Palestina dio el visto bueno al reinicio de las negociaciones, se opusieron- seguirán haciendo la vida imposible a Israel. Para ellos, el problema no es tal o cual frontera sino la existencia misma de Israel. Pero aunque el estado palestino no sea la solución automática del conflicto-recordemos que éste comenzó cuando nadie hablaba de Estado palestino-, es un paso ineludible. La solución no está garantizada por la creación de un estado palestino, pero sin un estado palestino, es seguro que ni nos acercaremos a ella.

Por ello, vuelvo al comienzo: la retirada , que conduzca a la creación de un estado palestino independiente, es a mi entender la mejor opción para Israel… no sólo por los derechos de sus vecinos, sino por su propia vida, por la necesidad de garantizar su futuro.

(fuente: guysen.com)
30
Mar
10

Hay que saber los hechos, antes de juzgar. (A.J)

ANA JEROZOLIMSKI
Conocer la historia antes de juzgar
28.03.2010
Quisiera comenzar esta nota con una revelación política personal. No me gusta el gobierno de Benjamin Netanyahu, no lo voté y discrepo con gran parte de su accionar político.
No es afín a mi ni su estilo ni la ideología de gran parte de sus miembros. Jamás voté a ningún partido o candidato a la derecha del partido laborista y en más de una oportunidad lo he hecho inclusive más a su izquierda. Lo he hecho convencida de que el futuro de Israel será mejor sin controlar territorios de población mayormente palestina, no sólo por los derechos palestinos sino por el carácter que quiero preservar para el estado de Israel: judío y democrático. Considero que fue un error construir asentamientos y me crispa saber que la municipalidad de Jerusalem ha aprobado instalación de judíos en barrios árabes como Silwan y Sheikh Jarrah, algo que ni siquiera el Primer Ministro Menajem Begin, a quien se veía como “ultraduro”, aprobó jamás.
Pero todo ésto no significa que esté ciega o que pueda permitirme desconocer la historia -ni la antigua ni la reciente- en lo relacionado al conflicto israelo-árabe y al fallido proceso de paz entre Israel y los palestinos.
Uno de los temas más cargados emocionalmente, sobre los que se opina a diestra y siniestra, es Jerusalem, presentando muchos como evidente que cuando Israel construye en zonas conquistadas en 1967, lo está haciendo en “territorio palestino ocupado” que debería ser no sólo parte del futuro Estado palestino independiente, sino su propia capital.
Lo que me parece clave al escribir sobre este tema-y no porque dada mi condición judía Jerusalem me resulte primordial- es compartir con el lector también los antecedentes de la situación actual.
Los territorios que Israel anexó a Jerusalem tras la guerra de junio de 1967, no son “territorios palestinos ocupados”. Su población es sí mayormente palestina, pero nunca estuvieron bajo soberanía palestina, porque nunca hubo un Estado palestino independiente.
Cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó el 29 de noviembre de 1947 la resolución 181 que determinaba la Partición de la entonces llamada Palestina entre “un estado judío y otro árabe”, el liderazgo judío, sionista, la aceptó . Los árabes no sólo la rechazaron sino que declararon la guerra al estado judío apenas nació, violando así la resolución de la ONU.
Pues al rechazar aquella resolución, también echaron por la borda el carácter internacional que se había destinado a Jerusalem: un estatuto de “corpus separatum”, cuyo destino definitivo iba a ser decidido en base a lo que votaran todos sus habitantes diez años después.
Pero Jordania atacó al entonces naciente Israel, atacó también Jerusalem, tomó control de toda la Ciudad Vieja amurallada, inclusive del Muro de los Lamentos sagrado para los judíos, echó a todos los habitantes del barrio judío de la parte antigua y al destruir la prestigiosa sinagoga Hurva, el comandante de la Legión Arabe dijo: “por primera vez en mil años, no hay ni un judío en la ciudad Vieja de Jerusalem”.
Las líneas a las que llegó el ejército jordano al atacar a Israel y violar la resolución 181-mientras otros ejércitos atacaban por otros frentes- son las líneas del armisticio de 1949. Esa es la frontera no reconocida que separó Jerusalem. Lo que quedó del lado jordano, se conoce desde entonces como “Jerusalem oriental” y lo que quedó del lado israelí, fue “Jerusalem occidental”. Pero no existía eso del “lado palestino” y el “lado israelí”. La ocupación original que dividió Jerusalem fue la de los árabes, cuando Jordania se apoderó, con su ataque, de parte de Jerusalem que tenía que ser “corpus separatum”. Israel se defendió , intentó repeler el ataque, y así tomó control de la parte occidental.
El Profesor Florentino Portero , experto en Historia Contemporánea egresado de la Universidad Complutense de Madrid, escribió recientemente en la publicación de estudios estratégicos GEES que “los europeos sabemos bien por experiencia propia que las fronteras son el resultado de las guerras”. Los árabes se lanzaron a la guerra contra Israel en 1948 y perdieron territorios que podrían haber estado bajo su control , terminando además con el plan de un régimen internacional especial para Jerusalem. Lo hicieron nuevamente en 1967 y allí perdieron más todavía, al lograr Israel no sólo conquistar la parte de Jerusalem que ocupaba Jordania sino también el territorio de Cisjordania, o sea la Margen occidental del río Jordán.
Así analizó el Profesor Portero esta situación: “Benjamín Netanyahu tiene toda la razón cuando afirma que construir en “asentamientos” ya existentes en el entorno inmediato de Jerusalén no es una provocación, ni una ilegalidad, ni nada por el estilo, porque esos enclaves son ya parte de Israel, de la misma forma que la antigua ciudad de Koënisberg, donde se escribieron algunas de las páginas más trascendentales del pensamiento alemán y europeo, es hoy la ciudad rusa de Kaliningrado. La República Federal de Alemania ha asumido el coste de sus derrotas y gracias a ello Europa ha podido ser reconstruida. Los palestinos no y de ahí los problemas que todos, unos en mayor medida que otros, padecemos”.
Ruth Lapidot, Profesora Emérita en Leyes y Derecho Internacional de la Universidad Hebrea de Jerusalem, señala que es imposible hacer caso omiso del hecho que cuando finalizó el Mandato Británico el 14 de mayo de 1948, en Jerusalem quedó un vacío de soberanía. “Los judíos se defendieron en Jerusalem occidental y por ende tenían derecho a tomar la soberanía.En 1967 Jordania fue nuevamente la que atacó, Israel actuó en defensa propia y por ende tenía derecho a tomar Jerusalem oriental”, dice citando inclusive a otros expertos, aunque sin ocultar que hay posturas alternativas como las que sostienen que debido a la discusión política, es imperioso fijar el futuro de la ciudad en negociaciones. Admite que no se reconoce soberanía como producto de guerra, pero que este caso fue diferente ya que no había un soberano anterior, dado que los británicos ya habían finalizado su mandato.
La situación volvió a cambiar en junio de 1967, cuando Israel tomó control de la parte oriental, lo cual para los israelíes fue la “liberación” y reunificación de la ciudad y para los árabes, el comienzo de la ocupación. A pesar de que Israel le advirtió no sumarse al ataque egipcio, asegurándole que nadie le atacará, el Rey Hussein de Jordania abrió otro frente, atacando Jerusalem y finalmente, perdiendo no sólo la parte de la ciudad que tenía bajo su control sino también toda la Margen Occidental (Cisjordania).
En los territorios aledaños a Jerusalem,Israel construyó nuevos barrios que para los palestinos son asentamientos en zona ocupada y para los israelíes, parte de su capital. La Profesora Lapidot explica: “Lo que intentaron hacer en Jerusalem es determinar fronteras estratégicas por las que no sea tan fácil volver a atacarla”.
Y trae a colación un recuerdo personal, como habitante de Jerusalem: ” Yo estaba en Jerusalem, en el refugio subterráneo, cuando los jordanos atacaron a Israel en 1967. Mi hijo mayor estaba en la escuela, dos estaban en el jardín de infantes . Estalló la guerra y fue toda una historia traer a los chicos al refugio. El varón consiguió que alguien lo acerque pero tuvimos que salir a buscar a mi hija, pegados a la pared por los disparos. Fue una guerra en serio. Nos atacaron, no era broma. Hubo aquí una agresión del lado jordano. Nos atacaron y creo que teníamos derecho a ampliar las fronteras, para que sea más fácil defender a esta ciudad”.
A pesar de todas estas situaciones, con el correr de los años, hubo de hecho disposición de Israel a negociar inclusive sobre Jerusalem. En junio del 2000, en la cumbre de Camp David, el entonces Primer Ministro Ehud Barak estaba dispuesto a posiciones arrojadas, que incluían la división de Jerusalem. El líder palestino Yasser Arafat, hoy ya fallecido, no aceptó. Pocos meses después, estalló la segunda intifada. Desde entonces, mucha agua ha corrido bajo el puente, aportando a la mutua desconfianza.
Así se dieron los hechos. El que no me gusten Netanyahu y su gobierno, no cambia la historia. Hay que saber los hechos, antes de juzgar.

(fuente: montevideo.com.uy)
07
Mar
10

Ningún país que se enfrente a la amenaza del terrorismo externo en la escala con la que lidia Israel (R.B)

¿Y de Mabhuh nadie dice nada?
Por Ana Jerozolimski (Jerusalén) para Guysen International News
Lunes 1 marzo 2010 –
El reciente asesinato, en Dubai, de Mahmud el-Mabhuh, uno de los jefes del brazo armado de la organización integrista islámica palestina Hamás, llevó a los titulares a quien todo el mundo cree hoy fue el responsable del mismo: el Mossad, el servicio exterior de seguridad de Israel. Nadie tiene pruebas para vincularlo al hecho, más allá de la interpretación-que hicieron también expertos israelíes en el tema de Inteligencia- de que “parecía obra del Mossad”.
Israel, claro está, no desmiente ni reivindica, y su Canciller Avigdor Liberman declaró días atrás que “los árabes siempre afirman que todo lo que pasa en el mundo, lo hace el Mossad”. Sin embargo, cronistas y analistas israelíes especializados en temas de Inteligencia y seguridad, estiman que el operativo contra Mabhuh fue en efecto llevado a cabo por el Mossad.
Medio mundo ha puesto grito en el cielo. Es comprensible que países europeos que creen que pasaportes suyos han sido falsificados-según afirma la policía de Dubai-investiguen qué ha sucedido. Pero a mi se me ocurre que sería lógico que alguien pregunte no sólo si el Mossad-si es que fue el responsable de este operativo- falsificó pasaportes de otros países sino por qué mataron a Mahmud el-Mabhuh.
Puede que sea más atractivo publicar fotos y filmaciones de los supuestos agentes secretos que lo mataron, pero a mi se me ocurre que más relevante todavía es preguntarnos qué hacía este hombre en Dubai. ¿Por qué la policía de Dubai, que hasta publicó las imágenes de una mujer, supuesta miembro de la célula secreta, pagando en efectivo en el hotel, no publicó nada sobre los encuentros de este miembro de Hamás en el emirato? Lo único que sacaron de Mabhuh al público, fue la filmación en la que se lo ve saliendo del ascensor en el piso de su habitación.
Lo que tendría que destacarse aquí es que Mahmud el-Mabhuh tenía a su cargo la organización de todos los envíos de armas de la República Islámica de Irán a la Franja de Gaza, donde eran recibidos por Hamás—a menos, claro, que fueran interceptados, como pasó varias veces, en singulares operativos de seguridad de Israel.
Mabhuh no nació como blanco del Mossad. Aún sin poder confirmar que fue el Mossad quien lo mató, claro está que nadie allí lamenta su muerte. Y se convirtió en blanco buscado por sus actividades, no por ser simplemente miembro de Hamás. Se convirtió en blanco cuando con el correr del tiempo, toda la información de Inteligencia que se iba recabando a raíz de la interceptación de envíos de armas a Hamás, él siempre era una de las piezas claves. Si se capturaba un barco, un convoy de camiones, lo que fuera, con armas para Hamás, y se lograba interrogar por ejemplo al capitán del barco (que no sabía necesariamente qué cargamento llevaba) o al dueño de la empresa que había arrendado los camiones, al mostrárseles fotos diversas, siempre, todos, identifican a Mabhuh como una pieza clave en el sistema. Su foto era incluida ya que hacía mucho que se sabía que trabajaba por Hamás desde el exterior. Poco a poco, al ver que el hombre estaba en todos lados, ocupándose de los detalles más importantes, se comprendió cuán central era en el sistema general de envío de armas a Hamás, desde Irán, por diferentes vías.
Ahora, en medio del esfuerzo constante por enviar armas a Hamás, tenía un objetivo específico, muy especial: conseguir los misiles que permitan a Hamás disparar desde Gaza ya no solamente al sur de Israel, llegando quizás a Gan Yavne y Ashdod, sino al centro mismo de Tel Aviv. El efecto que tendría un golpe de ese tipo, considerando que aunque es Jerusalén la capital, es Tel Aviv la gran urbe de Israel, es evidente y ni necesita ser explicado.
Mabhuh se colocó a si mismo en la mirilla de Israel debido a lo que hace y a lo que busca. Ese es el tema central: comprender a qué dedica el tiempo, el dinero y la energía, la organización que gobierna Gaza.
Si fue el Mossad, a nadie debería sorprender. Un país que no sepa defenderse frustrando los planes enemigos antes de que sean concretados, se suicida. No es elegante, ni agradable ni políticamente correcto. Pero al parecer, a veces es inevitable.
En opinión de Ronen Bergman, especialista de Seguridad e Inteligencia del “Yediot Ahronot”, que ha escrito también diversos libros sobre esta temática, el recurso del asesinato no es nuevo en la lucha de Inteligencia a nivel mundial.
En conversación con este diario, explica: “Ningún país que se enfrente a la amenaza del terrorismo externo en la escala con la que lidia Israel, puede permitirse renunciar al uso del sistema de asesinatos selectivos, a pesar de los problemas éticos y legales que esas ejecuciones pueden despertar”.
Eso no quita que tenga dudas sobre cómo se concretó el operativo en curso, si es que fue el Mossad. “Sin embargo, esos actos deben ser extremadamente raros. En el caso de Israel, esos operativos requieren la aprobación explícita del Primer Ministro, y son aprobadas recién después de analizar concienzudamente los riesgos políticos”. Bergman teme que en el caso de Dubai, ello no ha sucedido.”Hay dos opciones: no explicaron debidamente los riesgos al Primer Ministro Netanyahu o él, simplemente, calculó mal”.
Israel Hasson, diputado del partido Kadima, que fue entre 1978 y 2002 miembro del Shin Bet (el servicio de seguridad interna, que a diferencia del Mossad, opera sólo dentro de las fronteras de Israel y en Cisjordania y Gaza) y finalizó allí sus funciones con el alto cargo de Responsable de los Operativos del servicio, nos dice: ”Ni el Shin Bet ni el Mossad hacen nada que no hagan otros servicios de seguridad. Pero trabajan con mucha osadía y en forma muy inteligente, porque tienen claro que están defendiendo a la propia casa”. Hasson agrega: “No hay otro país en el mundo cuya existencia misma esté amenazada. Eso nos obliga a ser los mejores del mundo. En los medios a nuestro alcance, seguro que las potencias están mejor. Pero en el nivel de estos servicios, en su capacidad, no tenemos más remedio que ir al frente”.
19
Ene
10

diplomacia… estás ahí?

Una vergüenza que se podría haber evitado
Por Jana Jerozolimski para Guysen International News
Jueves 14 enero 2010 – 13:35
Estaba claro de antemano. La disculpa oficial de Israel a Turquía, llegaría. ¿No habría sido mejor evitar tener que llegar a ella? Precisamente porque Israel tiene justificadas razones para estar molesta con Turquía ¿no era mejor no crear una situación en la que no hay más remedio que lanzar elogios que nadie tiene ahora tiene ganas de manifestar?
La crisis en las relaciones entre Israel y Turquía, que se viene desarrollando hace tiempo, puede que hayan dejado atrás su peor momento. No es seguro. Pero al menos, parecería que el Embajador turco en Israel no es llamado a Ankara hasta nuevo aviso y que por ahora al menos, no hay ni congelamiento absoluto ni ruptura de relaciones. Cabe recordar que estas relaciones tienen importancia estratégica clave para Israel, al que no le llueven vínculos diplomáticos con países de la zona.
Pero el último giro de tuerca, estuvo de más.
Como en los juegos de niños, aclaremos: fue Turquía que empezó.
El Primer Ministro Recep Tayyip Erdogan, jefe de un partido islamista, no pierde oportunidad para atacar duramente a Israel, no como un amigo que discrepa sino como un enemigo lleno de odio. Por mucho menos de lo que él ha dicho, otro país habría causado hace mucho un verdadero escándalo, pero Israel, consciente de la importancia de las relaciones con Turquía, trató de acercar y conciliar, en lugar de explotar—hasta esta semana.
Erdogan volvió a atacar virulentamente a Israel esta semana al acusarle de “amenazar a la paz mundial”. En una conferencia de prensa con su par libanés Sa´ad Hariri, dijo “no nos quedaremos de brazos cruzados ante Israel” (cabría preguntarse qué significa eso….qué piensa hacer) y acusó a Israel de “robar agua al Líbano”. En referencia a la muerte de tres palestinos durante el fin de semana en Gaza por disparos de Israel, se preguntó furioso, retóricamente “¿qué excusa va a tener ahora Israel?” sin mencionar ni por un momento que los tres eran miembros de una célula del Jihad Islámico que estaban armando el lanzacohetes para disparar segundos después un Qassam hacia el sur de Israel.
Pero la gota que rebasó el vaso fue una serie transmitida en la televisión turca, claramente anti-israelí, que demoniza a Israel y presenta tanto a sus soldados como a agentes del Mossad como secuestradores y asesinos de bebés.
Por mucho menos de todo ésto, la mayor parte de los países del mundo habrían armado un gran escándalo, en defensa de su dignidad nacional. Israel, hasta ahora, trató de calmar, de contenerse, de mejorar la situación, destacando la importancia de las relaciones con Turquía.Pero la sensación era que Turquía, hacía tiempo se había pasado de la raya.
Israel no podía dejar de protestar. El Vice Canciller Danny Ayalon, con el firme apoyo y aliento de su jefe, el Ministro de Exteriores Avigdor Liberman, tenía razón en convocar al embajador turco para expresar su rechazo a lo que está sucediendo.
El problema surgió cuando Ayalon, al que experiencia no le falta, pareció olvidar las reglas de la diplomacia y confundió firmeza con humillación. O quizás, no comprendió realmente que su actitud era totalmente desubicada.
Ayalon recibió al embajador turco, lo hizo sentirse en un sillón mucho más bajo que la silla en la que él y su ayudante se habían sentado, no le sirvió ni un vaso de agua y tampoco colocó la bandera turca sobre la mesa sino sólo la de Israel.
En el momento, el embajador turco no se percató de ningún problema, ya que la conversación misma, aunque formal, se desarrolló en términos firmes, pero correctos. El problema estalló cuando horas después, alguien le tradujo lo que dijo Ayalon ante las cámaras, en hebreo. “Lo más importante es que se vea que él está sentado más abajo y nosotros más alto, que haya una sola bandera y que nosotros no sonreímos”.
Las imágenes y la cita de Ayalon llegaron a Turquía y desataron el previsible escándalo. El Primer Ministro Erdogan exigió públicamente explicaciones y una disculpa.
Ayalon aclaró primero que no se arrepiente. “Ha acabado la época de pasar por alto las agresiones verbales y calumnias. No quiero hablar de las formas ni las sillas sino del mensaje. Espero que haya sido captado”. Luego, sin embargo, agregó algo más, aclarando que su protesta fue “por los ataques en Turquía contra Israel” y que “no es mi estilo dañar el honor de los embajadores y en el futuro aclararé mi posición en los conductos diplomáticos habituales”.
El miércoles por la noche, dio otro paso, por clara presión del Primer Ministro Benjamin Netanyahu, y envió una carta al Embajador turco:
“Su Excelencia,
Quisiera expresar mi respeto personal por usted y el pueblo turco y asegurarle que a pesar de que tenemos nuestras diferencias de opinión en diversos temas, éstas deben ser tratadas y resueltas únicamente a través de canales diplomáticos abiertos, recíprocos y respetuosos entre nuestros dos gobiernos”, escribió.
“No tenía ninguna intención de humillarle a usted personalmente y me disculpo por la forma en que el tema fue tratado y percibido. Transmita por favor este mensaje al pueblo turco, por el que tenemos gran respeto”.
Por culpa de un error totalmente evitable, Israel tuvo finalmente que enviar una carta que deja la impresión de que carga con toda la culpa de la crisis. Claro está que Ayalon no podía, en esta carta, decir lo que el israelí promedio piensa hoy del Primer Ministro Erdogan, de la forma arrogante y hostil con la que se refiere a Israel, aliándose abiertamente con varios de sus peores enemigos como Irán y Siria.
Ayalon tendría que haber hallado el punto exacto de equilibrio entre la justificada protesta ante Turquía y la necesidad de transmitirla con firmeza y dignidad , pero sin ofender al embajador turco y a través suyo, a un país con el que Israel quiere salvar las diferencias y no declarar un conflicto abierto.
Pero no sólo por la dignidad del embajador turco y del país al que representa, sino justamente por la otra parte de la ecuación: por la necesidad de poder dejar en claro, de modo directo y sin que todo se complique en una dirección contraproducente, que la actitud del gobierno turco ante Israel es inaceptable, y que también la dignidad nacional de Israel debe ser respetada. Ayalon se perdió la oportunidad de pasar un justo mensaje que era muy necesario.
01
Ene
10

fondue de plomo

montevideo.com.uy – 31.12.2009
 
Israelíes y Palestinos, un año después de la guerra, temiendo la próxima vuelta
Un año después
En el Kibutz Ein Hashlosha, una de las localidades colectivas israelíes lindantes con la Franja de Gaza, la calma confunde. “Es el año más tranquilo que hemos vivido aquí en muchísimo tiempo. A este tipo de rutina uno se acostumbra rápido, sin disparos…”, dice la gente. Pero enseguida viene la aclaración: “Esto no es eterno…es sólo un intervalo”
Embajador uruguayo Bernardo Greiver y Jaim Jelin.


La mejor prueba de ello son los montículos de tierra levantada que se ven por doquier en este kibutz sureño. “Están construyendo, al fin , las habitaciones seguras, los refugios en cada casa para protegernos de los Qassam, cuando vuelvan a caer”, dice Ruben Friedman al costado de su casa mientras muestra “el revuelo que tenemos por todos lados por este emprendimiento”.
Ruben, radicado en Israel desde hace muchos años, llegó al sur del país , proveniente de Uruguay, junto a su esposa Estela. En más de una oportunidad, viajes de ambos fuera del kibutz, fueron “acompañados” por cohetes que les volaban sobre la cabeza. “Hacías el camino en carretera como bólido, pensando que eso ayudaría a que no te caiga encima”, nos contó Ruben una vez.
“La calma es frágil.. Tenemos certeza de que habrá una nueva vuelta…ya lo hemos vivido”, asegura Jaim Jelin, del kibutz Beeri, un poco más al norte, que se desempeña como Director del Consejo Regional Eshkol.”Por ahora, disfrutamos cada día de silencio, pero somos conscientes de que ésta no es la última palabra”.
Comentamos a Jaim acerca de la difícil situación que se vive en la Gaza vecina y preguntamos cómo explicaría hacia afuera el significado de los cohetes que cayeron aquí durante ocho años. Le recordamos que hay gente que analiza sólo en base a los números, y que en la guerra, en Gaza , hubo más de mil muertos (más de 1100 dice Israel, más de 1400 dicen los palestinos), mientras que en Israel hubo 13.
“El terrorismo no se mide sólo en muertos”, responde Jaim.”El terrorismo aterroriza, paraliza, impide vivir normalmente, mete miedo”. “Justamente ahora, a un año de la guerra, hemos visto fenómenos en las escuelas de la zona, de baja en el rendimiento de alumnos, de deserciones…porque los traumas no siempre salen de inmediato”.
A Jaim lo encontramos en el edificio del Consejo Regional que él encabeza, que esta noche está realmente adornado. El Embajador de Uruguay Bernardo Greiver, ha traído hasta aquí –“de sur a sur”, dice con una sonrisa de satisfacción- una hermosa muestra de Grandes Maestros de la Pintura uruguaya. Estaba hasta hace poco en el teatro de Givatayim y ahora, pasó a lo que algunos aquí llaman “Qassamland”, por los cohetes Qassam que pegaron en la zona durante tantos años.
“Antes de la guerra, no habría sido posible hacer este acto de inauguración aquí, habría sido demasiado riesgoso juntar gente”, explica Jaim Jelin, que recibe de nuestro embajador un libro sobre Blanes y lo hojea interesado. De fondo, grandes posters con hermosos paisajes de Uruguay, salpicados con las obras maestras que todos conocíamos-como nos dice Tzvi Yavetz, también uruguayo, radicado en Ein Hashlosha hace más de 60 años- “de los museos a los que íbamos con la escuela”.
Del otro lado de la frontera, a corta distancia, el destacado analista palestino Omar Shaaban, de Dir el Balah, afirma que “no falta comida, pero no hay esperanza y por cierto que tampoco hay cómo satisfacer otras necesidades que tenemos, sociales, culturales…porque estamos encerrados, del lado israelí y del lado egipcio”.
También allí se habla de la “próxima vuelta” .Pero antes de preocuparse por eso, intentan sanar las heridas del choque anterior. La sensación de la población de Gaza de que viven en una gran prisión , no es un mero análisis emocional, sino un elemento que incide en cada aspecto de la vida diaria.
Z. un palestino del barrio Rimal de Gaza que pide no ser identificado por su nombre completo ,afirma que “el agua es insalubre” y sostiene que “Hamas no puede arreglarlo, porque necesita importar algo para eso, y con el bloqueo, es imposible”.
“Yo veo gente buscando siempre algo en la basura”, dice, aunque otros en Gaza consideran que “no hay hambre, aunque haya muchas otras carencias”.
Kamel Quraeim, un ingeniero aeronáutico desocupado desde hace años dado que el Aeropuerto está clausurado y nadie sabe cuándo volverá a funcionar-Israel no lo permite, alegando razones de seguridad- se consuela diciendo que “hoy no hubo cortes eléctricos y creo que hace dos días que no los hay”, pero Z,afirma que “todos los días hay cortes de ocho horas, cada vez en otra zona”.
“A mi me duele saber que la gente de Gaza vive mal, sé que eso no lleva a nada….pero sinceramente creo que la culpa es de Hamas, no de Israel”, comenta en Ein Hashlosha el uruguayo-israelí Pablo Lefler. Trabaja desde hace años en los campos y en más de una oportunidad lo ha hecho bajo fuego de los francotiradores. “Nunca fuimos un blanco militar. Somos un blanco civil, agricultores en los tractores, en el campo. ¿Por qué nos disparaban? “, se pregunta retóricamente.
Pablo recuerda los años en los que numerosos palestinos salían de Gaza , entraban a Israel a trabajar y mantenían con ello a sus familias. “Ahora no sabemos qué pasa con esa gente que trabajaba con nosotros. Nos pidieron que no llamemos para ver cómo están o para saber si precisan algo, temiendo que si sus vecinos los oyen hablar en hebreo, corran peligro de muerte”.
En Sderot, la ciudad elegida como blanco principal de los cohetes Qassam disparados desde Gaza, las calles siguen “adornadas” con las estructuras de cemento instaladas allí en los años previos a la guerra, para permitir que la gente pueda refugiarse si la alarma indicando que hay un cohete en camino, los encontraba a la intemperie. Alguien se preocupó de pintarlas .”Parecen un concurso de arte”, dice con una sonrisa amarga Ilan Cohen, un joven estudiante nacido en Sderot. “Ahora nos reimos y preguntamos cuáles son las mejor dibujadas, pero antes, no podíamos salir sin ubicar a cada rato dónde está el refugio más cercano….sólo 15 segundos para correr…realmente vida o muerte”.
Kamel, el ingeniero , cuenta con orgullo que su hijo mayor estudia en la universidad y que tiene también una menor, de 11 años.”Pero el mayor siente que aquí no tiene futuro….y lo entiendo cuando me dice que probablemente se vaya”, nos dice.
Z. pide analizar el futuro con una advertencia a Israel. “Si no levantan el bloqueo y cambian de política, se darán cuenta tarde del error que están cometiendo, creando grupos más radicales todavía que Hamas, con los que sin duda nunca podrá hablar”.
Del lado israelí de la frontera, la advertencia va, claro está, en la dirección contraria, y la certeza es que mientras Hamas esté en el poder, no será posible lograr a la paz.
Quizás el elemento del que pueden aferrarse los optimistas, sea el hecho que al preguntar a israelíes y palestinos si acaso es posible todavía echar marcha atrás y volver a los tiempos de diálogo y gradual acercamiento, suelen contestar que si. Cada uno, en general, tiene exigencias categóricas al otro , pero al menos, consideran que no todo está perdido y que hay tiempo, todavía, para salvar la situación.
Por Ana Jerozolimski- desde la Frontera entre Gaza e Israel



agosto 2018
L M X J V S D
« Feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivos


este blog intenta reflejar de forma objetiva, pluralista y humanista los acontecimientos que nos rodean.
es por eso, que te invito a opinar y comentar (con respeto, claro está), así podremos comprender las distintas miradas de una misma moneda.

Top Clicks

  • Ninguna

Categorías

RSS es porque soy

  • sunnitas y chiítas
    La crisis en Egipto alerta sobre la sepación entre sunnitas y chiítas19.02.2011 La crisis en Egipto puso al descubierto un fenómeno sobre el cual no se puso tanto atención y es la verdadera... [[ This is a content summary only. Visit my website for full links, other content, and more! ]]
  • Sin título
    Fotos inéditas del Graf Spee revelan soplos de Batalla del Río de la PlataUna veintena de fotografías inéditas del acorazado alemán "Graf Spee", que se exhiben desde este viernes, revelan nuevas... [[ This is a content summary only. Visit my website for full links, other content, and more! ]]
  • Inéditas fotos nazis de Navidad
    La pesadilla antes de Navidad23.12.2010 15:42En épocas de fiestas, a modo de testimonio de una Navidad espeluznante, la revista Life dio a conocer una serie de fotos inéditas de una fiesta navideña... [[ This is a content summary only. Visit my website for full links, other content, and more! ]]
  • El mail de Facebook
    El mail de Facebook, a punto de lanzarse Facebook está realizando el anuncio en Estados Unidos Ya está todo preparado. Después de escuchar muchos rumores sobre el mail de Facebook, parece que... [[ This is a content summary only. Visit my website for full links, other content, and more! ]]
  • En Uruguay se plantan dos variedades de tabaco
    Sábado 14.08.2010 Que PasaCaminos del tabacoNo muchos lo saben pero en el norte del país existen productores tabacaleros. Desde hace tres generaciones se han dedicado a un cultivo y a una... [[ This is a content summary only. Visit my website for full links, other content, and more! ]]

RSS amor vacío

  • ¿Por qué no?
    visitá mi "página seria": RES COGITANS (esporquesoy.wordpress.com), tc
  • Condenada a muerte
    Ana Gabriela Rojas, El País.com Entrevista: Asia Bibi - Condenada a muerte en Pakistán "Me llamaron blasfema porque protesté" Ana Gabriela Rojas - Sheikhupura - 20/02/2011 La mujer, de 45... visitá mi "página seria": RES COGITANS (esporquesoy.wordpress.com), tc
  • La Pena de Muerte
    por María Elena WalshFui lapidada por adúltera. Mi esposo, que tenía manceba en casa y fuera de ella, arrojó la primera piedra, autorizado por los doctores de la... visitá mi "página seria": RES COGITANS (esporquesoy.wordpress.com), tc
  • Día Internacional contra la Violencia de Género
    Del género que sea22.11.2010 14:39Este jueves se conmemora el Día Internacional contra la Violencia de Género. El técnico celeste Oscar Tabárez, el director del Ballet del Sodre, Julio Bocca, y la... visitá mi "página seria": RES COGITANS (esporquesoy.wordpress.com), tc
  • Marcha por la Diversidad - Montevideo 2010
    Marcha por la DiversidadLe dieron color25.09.2010 La Marcha de la Diversidad reclamó este viernes por la despenalización del aborto en Uruguay, el matrimonio homosexual, la educación sexual y la... visitá mi "página seria": RES COGITANS (esporquesoy.wordpress.com), tc
Anuncios